jueves, 27 de noviembre de 2014

Tango

Semana 48 de 52
Palabra - Tango
Fotos de mi autoría


Se quedó mirando el llamativo rótulo
-Academia de baile-
Y pensó… ¿Por qué no?
Toda su vida estuvo dedicada a los demás,
ahora, el tiempo se lo dedicaría a ella.
Se puso frente a él como un juego,
era el partenaire que le había designado
el profesor, se sintió extraña.
La mano resbalo entre sus dedos, su brazo
la rodeó con firmeza, delicadamente,
hasta quedar unidos en abrazo estrecho,
ella le sostuvo la mirada…sin verlo.
Comenzó la caminata tan juntas sus caras
que le pudo susurrar al oído… déjate llevar,
y ella dejó hablar a su cuerpo
en aquel acompasado tango.
Entre gancho y gancho una quebrada
una barrida con boleo y después vino el ocho
cortado y en la improvisación llegó el último compás.
Se sintió sensual, vivaz y seductoramente
dejó sentir los movimientos de su cuerpo lleno
de armonía impregnándose de la cadencia de aquel tango.
Sintonía de movimientos, sincronización perfecta
anhelos olvidados retomando el calendario
desgastado de una “Garganta con arena”.

Copyright Fini López Santos.






Más tangos en 
http://palabrasdesindel.blogspot.com.es/


Besos mil












18 comentarios:

  1. Maravilloso tango, se siente el compás, la música y la extrema sensualidad en tus versos!
    Me emocionó leerte! Sos genial con las palabras!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sindel, humilde aportación para una palabra tan sentida.
      Un beso

      Eliminar
  2. Y por qué no?-
    Seguro que atreverse fue una experiencia inolvidable. Hay que dejarse llevar, por algunos impulsos y deseos, y por algún bailarín que esté dispuesto a acompañarnos el paso.
    Me encantó cómo nos fuiste llevando a través de la historia a puro tango.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gaby, inolvidable y gratificante es bailar un tango.
      Besos.
      Finita

      Eliminar
  3. Musa, la vida es así...Nos muestra la academia de baile y nos impulsa a bailarlo con suavidad, con entrega, viviendo cada instante, sintiéndolo y haciéndonos uno con el compañero...Somos amor y cuando somos conscientes de lo que damos...El universo nos devuelve el doble, podemos sentirlo así...porque es verdad...
    Tu nos dejas en tus letras tu mente y tu corazón y se nota ...y se siente, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre por tu buen hacer , Musa.
    Feliz fin de semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la vida es un tango y hay que aprender a bailarlo.
      Gracias por tus comentarios, amiga.
      Un beso, Mª Jesus.
      Finita

      Eliminar
  4. Precioso poema-tango, Musa. Según iba leyendo sentía la música y visualizaba los movimientos de esa pareja. Creaste con tus versos un clima sensual y delicado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Gracias por pasarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Musa:
    a mi me gustan mucho los tangos, aunque no se bailarlos, pero conforme he ido leyendo parecía que era yo la que estaba en esa pista con el experto bailarin.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprender a bailar un tango, requiere mucha compenetración y ensayo, pero si tu pareja sabe llevarte, te aseguro que vuelas sin darte cuenta.
      Feliz comienzo de semana, Conchi
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Musa, esa escuela de baile fue quien dio un grito para que la mujer supiera que estaba allí y le iba ha beneficiar en su vida, Muy bonito el poema.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Isa, todo tiene una razón de ser, tenía que darse de bruces con ella.
      Gracias por pasarte.
      Un saludo.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Muy merecido tiene tu protagonismo ese momento, esa nueva vida que vivirá al ritmo del tango, no al de las necesidades ajenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos, por tan acertadas palabras.
      Besos

      Eliminar
  8. Si de dcirle con optimismo a lo que venga ¡hola! y romper con el pasado, para un nuevo comienzo parece muy indicado ese deseo de bailar, de dejarse llevar bajo la cadencia de un tango.
    Yo me he dejado llevar por el movimiento sugerente de ese tango que tan bien nos has descrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, por tu comentario, a veces hay que cerrar puertas, aunque duela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me animo a que me lleves... lo sabés bailar

    Es una sensación maravillosa, estremecedora y ese tango, Garganta con arena...
    bueno, el tango es una de mis debilidades.

    Hermoso leerte, muy inspirada.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias casss, yo me dejo llevar y disfruto del baile.
      Un placer tu visita.

      Besos

      Eliminar