jueves, 22 de agosto de 2019

En el porche

Fotos de la red



Sutil aroma, penetrante
que adormece pasivo
sin resistencia
en la tumbona del porche.

Destellos de un sol valiente
se cuelan por el cañizo
como estrellas fugaces
regalando tibieza.

Y en esa paz a deshoras
entre la media tarde,
jugar quieren los jazmines
al tú la llevas.


Copyright Fini López





11 comentarios:

  1. Cuánta paz transmite tu poema y la imagen. Me mezo entre tus versos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Serenidad y paz en el alma, versos tranquilos reposados que comparten quietud. Un abrazuco

    ResponderEliminar
  3. Y en la quietud del final de una tarde, con la caricia de los últimos rayos de sol y el dulce olor a jazmines, no es nada extraño que tu imaginación guíe a tu pluma y logre que nos deje tan bello poema.
    He leído varias veces el poema, pero no logro entender el último verso: "al tú la llevas" ¿Es un juego?
    Cariños y buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Kasioles, Es un juego infantil.
      Existen muchas variantes, principalmente cambiando lo que le sucede al jugador
      alcanzado por un perseguidor (el que la lleva). Este ha de alcanzar a otro niño y tocarle para pasarla (el que la lleva) y así sucesivamente o quedarte inmóvil hasta que otro compañero te libere tocándote.
      Cariños y mil gracias.

      Eliminar
  4. En tus versos se respira una paz que adormece los sentidos, en un vaivén de sensaciones del alma.

    Mi abrazo cielo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  5. Me gustan los versos en ese porche...
    Bello poema.

    ResponderEliminar
  6. Me he mecido en tus letras maravillosas, poéticas, en ese entorno perfumado que trasmites de serenidad y buen hacer.

    Un placer la lectura Fina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Musa! Después de un largo año ausente del blog vuelvo con gana de estar de nuevo entre vosotros. En el porche y con olor a jazmines, unas letras muy bellas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Musa, es un poema que trasmite serenidad y sosiego. Pero es que los porches dan para mucho, me recuerda mis vacaciones mi primer café de la mañana en mi porche, escuchando el cantar de los pajarillos.
    Un cariñoso abrazo.


    ResponderEliminar