domingo, 20 de diciembre de 2015

Se acerca la Navidad..

Foto montaje de mi autoría


Se acerca la Navidad y empiezan los preparativos: la decoración, 
el menú de la cena, el lugar donde reunirse... Y aparece la pregunta 
inevitable: ¿Cuántos somos el día de Nochebuena?
Y en la respuesta, aparecen como cada año las sillas vacías, las 
personas que no están... La persona que está lejos, la que la vida 
llevó por otro camino, la que eligió no estar, la que se enemistó, 
la que se llevó la muerte... y aparece la tristeza. 
Porque las sillas vacías duelen. Y necesito ese abrazo de oso y 
prolongado que no va a llegar… extraño tu sonrisa… y los ojos se 
llenan de lágrimas… y duele…Pero es la realidad. 
Y a la realidad hay que aceptarla... Entonces suspiro hondo y giro 
la cabeza y veo las sillas ocupadas. Son las personas que me aman.
Y sonrío. Así es parte de la vida: pérdidas y ganancias... 
Así voy a brindar el 24, con lágrimas contenidas por las sillas
vacías y sonriendo desde el alma por las sillas ocupadas... 
Feliz. Si, feliz a pesar de la tristeza. Porque ser feliz no es 
necesariamente estar alegre. La alegría es una emoción pasajera 
que termina cuando el buen momento finaliza. La felicidad es otra cosa. 
Ser feliz es estar en paz. En paz sabiendo que estoy recorriendo el 
camino correcto, el que coincide con el sentido de mi vida, el de mis 
errores y triunfos, con mis miedos y mi coraje... 
Mi camino, el que yo elegí. Un camino en el que hice todo lo que pude por
los que no están, a los que me brindé incondicionalmente, a los que amé... 
Posiblemente vosotros tendréis, como yo, sillas vacías en vuestra mesa 
estas navidades… A pesar de eso, y por eso, os deseo una FELIZ NAVIDAD.

Del fotolog de mi amigo Cubbear





8 comentarios:

  1. Siempre hay sillas vacías, pero como bien dices vamos a procurar mirar a las que están ocupadas e intentar ser felices.
    Felices Fiestas también para ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mi padre me dijo una vez;mientras te fijas en las sillas vacías no estás disfrutando de aquellas que no lo están.

    ¡¡Feliz Navidad Musa!! Besos amiga:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande tu padre... sabía de lo que hablaba.
      Felices fiestas Teresa.
      Muchos besos amiga.

      Eliminar
  3. ¡La Navidad! La propia palabra llena nuestros corazones de alegría. No importa cuánto temamos las prisas, las listas de regalos navideños y las felicitaciones que nos queden por hacer. Cuando llegue el día de Navidad, nos viene el mismo calor que sentíamos cuando éramos niños, el mismo calor que envuelve nuestro corazón y nuestro hogar. (Joan Winmill Brown)

    ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar María.
      Besos y más besos

      Eliminar
  4. Es verdad que hay cosas que no se pueden cambiar como el ver vacíos sitios que antes estaban llenos de amor y felicidad, pero aunque no los veamos están siempre presentes en nosotros y cada año celebran la fiestas con cada uno de nosotros. Que la alegría este siempre en tu corazón, que todos tus deseos sean una bella realidad y sobretodo que tengas una Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil Ilesin, lo mismo te deseo amiga.
      Besos

      Eliminar