sábado, 27 de septiembre de 2014

Olvidarte













Nos tomamos de la mano
con naturalidad, como algo
cotidiano y mis dedos
se perdieron entre los tuyos
con la suavidad de una caricia.

Una paz infinita nos envolvió
junto aquel paraje hermoso
en el que no estábamos solos
y el corazón regaló acelerados
ritmos, llenos de armonía.

En la soledad del cuarto
fue la oscuridad mi amparo,
mi boca buscó tus labios
y a otro cuerpo di arrumacos
con tu recuerdo en consonancia.

Supe que olvidarte no puedo,
ni olvidar puedo aquel otoño
…te seguiré amando…

Copyright Fini López Santos
Foto: autoría de Juanma





No hay comentarios:

Publicar un comentario