martes, 29 de noviembre de 2016

Vacios

Contando semanas - Semana 48 de 52
Consigna - Nostalgias.
Foto de la red


Fue deambulando de un lugar a otro, melancólica,
recorriendo con tristeza las estancias de la casa
cual fantasma abandonado en soledad.
Sola en aquella enorme cama ante
recuerdos que oprimían el alma,
una habitación repleta del aroma
inconfundible de su cuerpo.
Las paredes diapositivas que
su mirada proyectaba llena
de nostalgias acumuladas. 
Sonrisas, guiños y esa boca
de labios dulzones, carnosos,
donde perderse hora tras hora.
Se recostó en posición fetal al
filo del colchón y los ojos cerró 
para olvidarlo, sin voluntad.
Sintió una leve caricia en su mano
a veces la mente le jugaba malas 
pasadas, de nuevo otra caricia con la 
levedad de una pluma, se estremeció toda
al sentir en sus labios el calor añorado y una lágrima
cayó en la almohada evitando el llanto desgarrado de su pena.

Copyright Fini López Santos






Más nostalgias con Sindel
http://palabrasdesindel.blogspot.com.es/



Mil gracias


jueves, 24 de noviembre de 2016

Entre pliegues

Contando semanas - Semana 47 de 52
Consigna - Celos
Foto de la red



Sabana revuelta
noches de insomnio
piel en alerta.

Cama desecha
historias escritas
recuerdos del alma.

Revueltas sabanas
tejiendo amores al abrigo
de frías mañanas.

Desecha cama
lágrimas que atormentan
celos del alba.

Copyright Fini López Santos.



Seguimos con más celos
http://palabrasdesindel.blogspot.com.es/





Gracias

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Sin cordura

Contando semanas - Semana 46 de 52
Consigna - El futuro
Foto de la red


Salió del baño con la serenidad que da el agua 
Caliente y unas sales, una toalla por turbante
y el cuerpo húmedo por el albornoz acariciado.
Sus manos cruzaban la solapa sobre el cuello
disfrutando de su suavidad cuando tropezó con él,
quedó paralizada ante su presencia, creyó estar 
sola en la estancia y sus ojos la hipnotizaron. 
Aun soñaba con encontrar el amor de su vida 
y seguía creyendo a pies juntillas en el destino.
El la miro con deseo tomándola en sus brazos, 
futuro incierto el suyo cuando sucumbía al 
embrujo de sus manos. El frescor de los
Alisios recorría su piel con caricias de 
algodón, tras las cortinas de aquella 
habitación asumió el vértigo de 
vivir el pecado cada nuevo 
amanecer bebiendo del 
cáliz de sus labios y se
lleno la memoria 
de su olor sucumbiendo
al recuerdo de un amor de ensueño.
Bendita ducha que apaga el fuego y calma 
ansiedades. El vaho se hizo compacto trepando
por la mampara hasta borrar todo vestigio de él.

Copyright Fini López Santos










Seguimos nuevos futuros con Sindel
http://palabrasdesindel.blogspot.com.es/




Gracias.


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Besiabrazos

Contando semanas - Semana 45 de 52
Consigna - Brisa de verano
Foto autoría: David Navalón Cirujeda
Playa del Postiguet - Alicante España


Entre la multitud nos perdimos
buscando el amparo de la noche,
la niebla cubrió nuestros cuerpos
con su manto fresco y agradable de
aquel mes de junio y se fue escondiendo 
entre las partículas de la dorada arena. 
Sobre nuestras cabezas las estrellas
titilaban desviando nuestra atención 
de fuegos artificiales que robarles
querían su esplendor y belleza.
Nuestros cuerpos van dejando dibujada
su silueta entre el ir y venir de las olas,
nuestra playa va guardando retazos 
de besos lascivos, atrevidos abrazos
que cual tatuaje, quedan grabados
en nuestra alma, como en la piel
la suave brisa de verano.
Nos queda asumir la aventura
de una noche de ensueño 
donde el olor a salitre
sigue siendo lo único 
cierto de aquel 
encuentro.
Pero amanecí en tus ojos y nos bebimos las estrellas.

Copyright Fini López Santos
























Seguimos en el blog de Sindel
http://palabrasdesindel.blogspot.com.es/



Siempre agradecida.

martes, 1 de noviembre de 2016

No se dejan oír

Contando semanas - Semana 44 de 52
Consigna - Pasajeros


Hace tiempo que observo mis campos 
y calles con ojos tristes, incrédulos,
no veo gorriones ni mirlos, desaparecieron…
les gusta vivir en paz sin estruendos ni sobresaltos.
El sonido atronador del tráfico rodado junto a los 
bocinazos y discotecas móviles con ventanillas bajadas, 
ahuyentan a las aves urbanas.
Y es que al menor descuido, ni en el campo se está tranquilo.
¿De qué sirve una reunión de amigos si tenemos sordos los
oídos y contestamos con sonrisa de idiotas a unos labios
móviles que no entendemos?
Ya no se escuchan los trinos del jilguero, el pardillo 
y el verderol, quizá sea transitorio, hoy el
canto que se escucha es el chunta-chunta enloquecedor
de un endiablado instrumento que atonta al más pintado.
Y es que somos pasajeros con vuelos programados
que nos adueñamos hasta de la naturaleza.
Si algo bueno les queda a mis entrañables aves 
son las incursiones con cautela buscando migajas 
para alimentar a sus pichones, ni en su hábitat
natural las respetamos.
Gran depredador es el hombre.

Copyright Fini López Santos






Más pasajeros con Sindel
http://palabrasdesindel.blogspot.com.es/



Gracias